lunes, 18 de mayo de 2015

La vida cobra sentido cuando mis sentidos cobran vida


Y si te dijera que tú puedes controlar tu mente y no tu mente controlarte a tí... 
¿ imposible ? ...Te invito a leer este artículo sobre mi experiencia en Mindfulness y hagas la prueba tu también... ¡ahora es posible! 






"La vida cobra sentido cuando nuestros sentidos cobran vida" Anna Alonso

¿ En qué momento del día prestas atención a las SENSACIONES que percibes a través de tus sentidos? 


Si algo caracteriza a la época actual es la capacidad humana de asumir un caudal de tareas y "cosas que hacer", de las cuales, en la mayoría de los casos, prestamos poca atención mientras las realizamos. 


 El ciclo vicioso llamado "piloto automático": se produce cuando realizamos acciones y multitareas mientras nuestra atención está en lo que tengo que haces después, o en la conversación que he tenido esta mañana con mi compañero de trabajo, o en la preocupación por el inminente verano que llega y aún no he perdido esos kilos de más, o en la nostalgia de un fin de semana corto ( o largo) y la sensación de que es lunes, y por tanto, estoy "de lunes"...

Y todo esto, mientras estás tecleando en el ordenador, revisando email,  en una reunión... mientras conduces en el coche, preparas la comida o te das una ducha.... 

Es lo que podemos denominar Ruido Interior = cerrar los sentidos y escuchar el bullicio de los pensamientos incesantes, que vienen y van, que nos impiden poder permanecer en la EXPERIENCIA de ese momento. 




Las personas, en general, solemos dedicar poco espacio de tiempo a reflexionar sobre estas cuestiones, en ocasiones, las tachamos de pérdida de tiempo, inercia o "respuestas automáticas" que asumimos como verdad absoluta


Gran parte de nuestro modo de actuar se debe a una justificación sobre nuestro propio de actuar. "Yo soy así", "Siempre he actuado así", " A mi edad ya no se puede cambiar"... A esto lo llamo barrera limitante, o comúnmente conocido como "excusas".  

El control de la vida empieza cuando somos capaces de CONTROLAR lo que PENSAMOS. Asumimos que la mente es el líder que decide y elige a su antojo aquello que pensamos y sentimos, como si de una fuerza involuntaria se tratase. Y es precisamente esta perspectiva equivocada la que nos hace no ser responsables de nuestro propio modelo mental. 

La sintonía de nuestra vida -podemos definir a ese estado-es la frecuencia que un día sintonizaste, y crees estás condenado a escuchar el resto de tu vida... En este momento te invito a que reflexiones sobre esta cuestión:

¿ Y si pruebas a cambiar de frecuencia? 


Déjame que te cuente mi experiencia en Mindfulness o Atención Plena



Si algo he aprendido en mis años de vida, es la capacidad humana por desaprender viejas conductas limitantes, que asumimos inconscientemente desde pequeños, y la voluntad de poder cambiar, modificar o eliminar aquello que no necesito más...Viajar con equipaje ligero 


Mi experiencia en Mindfulness me ha hecho vislumbrar una nueva forma de vivir. Más que un modelo divino o budista, como puede parecer a priori, la atención plena es la capacidad de regularnos a nosotros mismos: yo decido mis pensamiento, yo soy dueño de mi mente. 



Para conseguir tomar el control de la mente es importante empezar a focalizar la atención en algo que hacemos a cada instante, de manera inconsciente, y es fuente de vida: la respiración


Si ya estás emitiendo un juicio sobre esto, como "vaya chorrada", "ya lo hice y no ha servido para nada", " estas cosas no van conmigo", hazte esta pregunta: ¿ qué beneficios estoy teniendo asumiendo el papel que tengo hasta ahora?, ahora pregúntate, ¿ qué limitaciones encuentro al actuar de este modo? 


El poder de elección está en ti. Tu puedes elegir el camino de la vida. Seguir por el sendero que crees que se te asignó o crear una nueva ruta vital. 

El control del pensamiento comienza con el control de nuestra atención: si controlamos la atención controlamos nuestro ruido interno. 


Te invito a buscar un lugar tranquilo, alejado del ruido externo, (sólo, serán 5 minutos, cuando vuelvas, podrás seguir con tus tareas, aunque el modo de hacerlas....puede que sea distinto) 


Cierra los ojos, haz tres respiraciones profundas antes de comenzar, ahora deja de emitir juicios sobre si es o no útil, si me va a servir o no, porque ya está tu mente tomando el control sobre ti. 


Inspira aire por la nariz y expira (expulsa) siente únicamente el aire que entra por las fosas nasales, sin sentir el recorrido que hace por el cuerpo, tan sólo te invito a que te centres en las puertas de la vida, la respiración, si el aire es fresco, cálido, el ritmo de la respiración, rápido o lento, únicamente ahí estás. No te juzgues a ti mismo ni al ejercicio. Siente la experiencia de ese momento. 


Cuando finalices el ejercicio, es importante que dediques unos segundos a experimentar lo que sientes, si has podido conectar con la respiración, cómo está tu frecuencia cardiaca, si la tensión en las sienes se ha reducido,  o por el contrario, el parloteo seguía ahí. 



Si ha ocurrido la segunda opción, te invito a que practiques de manera regula, antes de tirar la toalla.  Si no aprendimos a montar en bici a la primera, ni a nadar, ni a caminar, es probable que tengamos que re-aprender también a controlar nuestra mente.

Mindfulness tiene múltiples beneficios: 


. Atención plena 

. Concentración
. Abrir los sentidos, de lo que ocurre al rededor, fuera de mis pensamientos
. Escuchar de forma activa lo que ocurre: reunión, coche, casa, pareja, etc
. Experimentar las cosas como son, y no juzgar lo que creo que son o deberían ser

Lo importante en Mindfulness no es únicamente estar en el momento presente, sino en la capacidad para darnos cuenta que la mente ha emprendido su vuelo hacia la órbita de los pensamientos, y volver a traerla aquí. 

No podemos cambiar a nadie, pero sí el modo en el que nos afecte el comportamiento de otra persona, porque la capacidad de regular nuestra emoción la tenemos nosotros mismos: la ira, la rabia, el enfado, son manifestaciones que generan un estado emocional que se apodera de nosotros, en ocasiones, nos cuesta desprendernos de esa emoción, porque nos apegamos a ella, como si fuese parte de nosotros. Incluso, hay veces que, aunque la confrontación o problema con alguien haya quedado atrás, la emoción negativa sigue ahí, en nuestra mochila emocional. Y volvemos a cargarnos con preocupaciones, resentimientos, ruidos, ajetreos y por tanto, desconexión con uno mismo. 


Si lo de gritar, enfadarte, no hablar o insultar ya lo has usado mucho, te invito a actuar de otro modo, regula tu propia emoción a través de la respiración. 


Cada camino que elijamos está cargado de experiencias, de personas, de momentos irrepetibles, de obstáculos y adversidades, de cálidas y álgidas situaciones. Sin embargo, es nuestro modo de actuar sobre esa experiencia lo que nos hace re-descubrirnos, avanzar, seguir o decidir emprender otra ruta. Sin excusas. 

Respira la vida, pon atención a lo que haces, silencia tu mente. Te invito a que salgas al mundo, vayas a dar un paseo y prestes atención a la vista, ¿qué ves?, al oído, ¿ qué sonidos captan tus oídos, el olfato, ¿ qué olor puedes percibir?, el tacto ¿ cómo es tu paso al caminar, tus plantas de los pies en el suelo...? 



"La vida cobra sentido cuando nuestros sentidos cobran vida", (presta atención a la ventana de las sensaciones y silencia el parloteo mental...) , ¿ qué sientes ahora?